martes, 1 de mayo de 2012

Canción de hielo y fuego IV: Festín de cuervos de George R. R. Martin

En esta cuarta entrega de la serie Canción de hielo y fuego, Festín de cuervos, George R. R. Martin sigue fascinando con su imaginación y el vasto mundo salido de su mente. La obra, que está adquiriendo una dimensión mastodóntica y no se advierte un final cercano, sigue extendiéndose y adquiriendo profundidad. Por eso Martin se detiene minuciosamente en contar lo que sucede en abundantes focos de los Siete Reinos, de tal manera que ha creído conveniente dividir a los muchos personajes centrándose en este volumen solo en algunos para desarrollar a los demás en La danza de los dragones. Una fórmula tan arbitraria como discutible pero que pretende ahondar en la complejidad de ese mundo fantástico y sus personajes. Festín de cuervos gustará menos que los tres libros anteriores, pero en él -quizá porque el foco principal es Desembarco del Rey- Martin vuelve a hacer lucir el verdadero juego de tronos que rodea a cualquier corte, es decir, recupera con acierto las intrigas, traiciones e ilusiones de la política.

      Festín de cuervos comienza presentándonos un nuevo personaje, de los que hallamos durante el relato fundamentalmente a dos que no habían tenido previamente protagonismo, pero el libro no cobra dignidad hasta superadas 70 páginas cuando aparece por primera vez Cersei. Me atrevo a decir que ella es el pilar que sostiene el drama de este cuarto volumen de la serie, y para mí es el personaje más atractivo del libro. Recordemos cuáles han sido los principales focos de atención de Festín de cuervos:

Focos de atención:

      1.    Desembarco del Rey 


     Cersei sostiene ella sola el peso del principal foco de atención de Festín de cuervos; de hecho es el personaje más utilizado por Martin para darnos a conocer la perspectiva de la capital sobre lo que ocurre en los Siete Reinos y dentro de ella misma. Las intrigas en relación al trono después de la muerte por envenenamiento del rey Joffrey y su sustitución por su hermano Tommen giran en torno al cerco que establece Cersei sobre su hijo para consolidarlo en el trono y ahuyentar a sus posibles competidores. Para ello la reina, asumiendo la regencia, mantiene a distancia a sus rivales. Mientras, aleja a Loras Tyrell (el Caballero de las Flores), que toma Rocadragón para la corona pero sufre graves heridas de las que no sabemos si sobrevivirá. Y por acabar con Cersei, hay que decir que el torrente de sus pensamientos abruma, que es un personaje profundo y muy interesante que se desenvuelve como una leona en los asuntos políticos.

        2.   Islas del Hierro

       En las Islas del Hierro se desarrolla un proceso de sucesión. Entre los candidatos, Victarion, Asha, etc., será elegido como nuevo rey Euron (Ojo de Cuervo). Una vez resuelta la sucesión, deciden asolar el suroeste de los Siete Reinos.

       3.    Dorne

      Dorne es uno de los puntos más interesantes de la historia de Festín de cuervos. Tras la muerte del príncipe Oberyn (Víbora Roja) al final de Tormenta de espadas, la rica región sureña se remueve exigiendo venganza. El principe Doran (Willas) se revela como un gobernante prudente e inteligente. A su favor hay que decir que maneja un regalo envenenado: la protección de la hija de Cersei, Myrcella. Abundarán los dolores de cabeza para el príncipe Doran con la desobediencia de sus sobrinas y los amores de su hija Arianne y el caballero manchado (Arys). Se pone de manifiesto una vez más que el amor no tiene lugar en este mundo inventado por Martin.

      4.     El Valle - Nido de Águilas

      En el Nido de Águilas también están revueltas las cosas, pues siguen sin un sucesor claro al trono. Allí, Petyr Baelish, ladino y ambicioso, maquina su coronación junto a su protegida Sansa, ahora llamada Alayne. Al final, Meñique promete a Sansa el domino del El Valle mediante el matrimonio con un inesperado heredero y recuperar Invernalia.

Otros personajes sueltos

  • Jaime
    Jaime es un personaje que también posee un importante protagonismo en Festín de cuervos. Mejor trabajado que en anteriores volúmenes. No tan carismático como su hermana, y marcado por la mutilación de su mano derecha, permanece al lado de Tommen como protector del rey y lord Comandante de la Guardia Real. Lo más interesante es el diferente trato de su hermana con su antiguo amante y padre de sus hijos, al cual desprecia y humilla. Más tarde Cersei lo enviará a recuperar Aguasdulces pero quedará sola en la capital rodeada de lobos. Y al final, cuando Cersei reclama la ayuda de su hermano en un combate justo, Jaime, despechado, rechaza volver, y Martin deja en el aire la suerte de la reina.

  • Brienne
      Brienne es un personaje entrañable. Uno de esos personajes maltratados por Martin precisamente por su honradez. Es evidente que el autor de Canción de hielo y fuego no quiere héroes en sus historias, pues todos aquellos personajes honrados y en apariencia dichosos, tienen un final absurdo y desgraciado. Jaime ordenará a Brienne bucar a las hijas desaparecidas de Lady Catelyn, como prometió a la madre, pero la envía a encontrarse con su propia muerte. Al final de sus pasos topa con Lady Catelyn, dada por muerta, muda, ciega de venganza y desfigurada, que la obliga a traicionar su honor sin saberlo. Y la joven, fiel a su palabra, escoge morir con gloria.

  • Sam y Arya
     Sam y Arya no tienen apenas incidencia en la trama de Festín de cuervos. Sam, por su parte, es mandado por Jon a Antigua para convertirse en maestre y ayudar con sus conocimientos a sus compañeros del Muro. La travesía se realiza por mar, pero no es un foco atractivo. Por otro lado, Arya, testaruda y entrañable, deja atrás Poniente para alcanzar Braavos. Allí, en las ciudades libres, se introduce en la magia y es iniciada como novicia en la Casa de Blanco y Negro.

      Los demás personajes, como quedó dicho, aparecerán en el siguiente volumen de Canción de hielo y fuego. Sospecho que en la quinta entrega seguirán avanzando las piezas de ajedrez para varios posibles enfrentamientos trascendentales o cambios radicales en el tablero en el sexto capítulo de la serie. A veces la lentitud para mover las fichas de George R. R. Martin se vuelve desesperante, y me refiero sobre todo a la llegada a Poniente de Daenerys; pero también hay que ver qué sucede -si es que ha de suceder algo- con los desaparecidos Otros, y en el Muro con Stannis Baratheon y Jon como Lord Comandante. Así pues, Martin en Festín de cuervos se dedica a continuar la narración y a jugar con su tablero imaginario, pero está por ver cómo resuelve esta eterna partida.


CANCIÓN DE HIELO Y FUEGO
4. Festín de cuervos
5. La danza de los dragones

FICHA
Título: Festín de cuervos (Canción de hielo y fuego IV)
Autor: George R. R. Martin
Editorial: Editorial Gigamesh 
Otros: Barcelona, 2006, 798 páginas 
Precio: 26 €

No hay comentarios:

Publicar un comentario