jueves, 16 de enero de 2014

La religión oculta: Símbolos y títeres de Satanás en la cultura popular, Hollywood y la industria musical


Hoy quiero presentar un nuevo trabajo. Un trabajo diferente. Lo llamo La religión oculta. El subtítulo describe perfectamente qué contiene este extraño volumen: Símbolos y títeres de Satanás en la cultura popular, Hollywood y la industria musical. 

Entre los títeres del demonio reunidos en este dossier se encuentran artistas tan populares como Lady Gaga, Madonna, Britney Spears, Rihanna, Beyoncé, Justin Bieber, Gisele Bundchen, Bar Refaeli, Kate Moss, Angelina Jolie, Brad Pitt, Johnny Depp y una larga lista de famosos que son utilizados por los amos de la religión oculta para manejar el mundo a través de sus ideas y estilos de vida impuestos. Y los símbolos ocultos que utilizan son las firmas con las que burlarse de Dios y demostrar su poder. A través de éstos, damos con aquéllos.



*Dossier documental y fotográfico.


Puedes leer el libro completo desde esta web o decargarlo directamete a tu pc


Son millones las personas en todo el mundo que escuchan música a diario. Unos lo hacen voluntariamente, de mil y una formas, con los mil y un aparatos que la tecnología pone a su alcance. Otros en cambio son «forzados» a escucharla. Por ejemplo en las tiendas donde compran ropa, en los bares donde toman un café con un amigo, mientras cenan con la pareja, en el coche de un compañero, en el trabajo donde alguien ha enchufado la radio para amenizar la jornada, en programas de televisión que han puesto para pasar el rato… La música nos envuelve. Está en todas partes.

La música es como los anuncios de televisión. Nos la introducen, queramos o no, en la cabeza. Aquéllos por los ojos, ésta por las orejas.

De igual manera ocurre con los anuncios televisivos. El cine, en cambio, entraña más voluntariedad, aunque constantemente vemos a sus estrellas en las revistas y en los programas de televisión más punteros, o para colmo incluso en cualquier conversación entre amigos. De hecho, hoy en día la juventud conoce infinitamente mejor a las estrellas del celuloide y la música que a las grandes personalidades históricas... Sin embargo, la inmensa mayoría de las personas que escuchan música a diario, que consumen cine o que ve anuncios a través de la televisión, desconoce la simbología oculta de sus canciones, videoclips y letras —en el caso de la música—, y sus símbolos y mensajes en los demás medios. 

He pasado mucho tiempo abrumado por la realidad aquí mostrada. Trabajando sin descanso para documentar y reunir toda esta información siniestra... Y tan sólo es la punta del iceberg del plan maestro que están llevando a cabo los amos de la religión oculta...









... 

Hasta 340 páginas








...


11 comentarios:

  1. Menudo trabajazo!!. Anoche no pegué ojo leyendo La religión oculta. Estuve picado varias horas y da miedo la verdad. Me sorprendes Luis. No esperaba un libro como este y te felicito.

    ResponderEliminar
  2. Me he quedado de piedra... amarilla.

    ResponderEliminar
  3. Yo también estoy sorprendidísima. Me he quedado sin habla desde el principio pero al llegar a las jaulas he tenido que cerrar los ojos y preguntarme si esto es real. Este mundo da miedo.

    ResponderEliminar
  4. No me lo puedo creer...... Que miedo. Ahora ya no podré mirar con los mismos ojos a toda esta gente!

    ResponderEliminar
  5. Flipante solo digo eso.

    ResponderEliminar
  6. Increíble el trabajo que has hecho, enhorabuena.
    La verdad que es fascinante, pero a la vez da mucho miedo todo lo que existe en el mundo en el que vivimos... y yo sin enterarme...
    Estoy asombrada porque a partir de ahora ya no miraré con los mismos ojos a artistas que por lo que quieren que veas como viven de bien con su fama, su poder... y en el fondo no son más que "esclav@s" y no deciden por sí mism@s.
    Sin duda lo más fuerte para mí ha sido la "supuesta" muerte de Michael Jackson y Amy Winehouse que no son como creemos que fue... verdaderamente terrorifico...
    En fin, me pondría a comentar y no acabaría...

    Gracias Luis por abrirme los ojos y compartir con nosotros tus trabajos, y de nuevo enhorabuena".

    ResponderEliminar
  7. Comparto las críticas y el asombro de todos. No doy crédito a lo que han visto mis ojos. Tenemos esos símbolos delante de nuestras narices a diario y no nos damos cuenta. Enhorabuena por el trabajo. Chapó.

    ResponderEliminar
  8. ¡Alucinante Luis! El trabajo y lo que has descubierto.

    ResponderEliminar
  9. Felicidades. No conocía este mundo y la verdad es que produce escalofríos. Nuevamente felicidades

    ResponderEliminar
  10. No hay adjetivos suficientes para describir todas esas imágenes..realmente asombroso, impactante! no es casualidad que tantas y tantas portadas de discos y revistas se guíen por el mismo patrón y los mismos símbolos.. hay un interés descarado por la degradación de toda esta gente!
    Acabo de meterme al twitter de Miley Cyrus y está irreconocible, da auténtica pena verla... igual que Lady Gaga... cada día se supera más, está muy loca y muy muy manipulada, ambas cosas.
    Lo peor es que no nos damos cuenta, muchos no están informados de todo esto o no quieren saber nada, y así pasa, parece que siendo ignorantes vivimos mejor. Me alegra saber que hay gente interesada por esto y hace un trabajo de investigación tan bueno. Voy a ver el vídeo del Instituto Tavistok en tu otro blog que me ha llamado la atención y tiene que ver con este tema.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Todo lo que muestras en este dossier me parece una locura tan grande que es difícil de creer, pero es cierto que estamos en manos de unos psicópatas.

    ResponderEliminar