jueves, 17 de agosto de 2017

La hija del mar de Rosalía de Castro

Es considerada la alma mater de las letras gallegas. Y con razón, porque rescató el gallego para la historia de la literatura española. Rosalía de Castro alternó en su obra la prosa con el verso, y fue mujer tan española como gallega; de hecho llegó a renegar del uso de esta lengua regional por el mismo abuso sectario que hacen hoy de su obra los politicastros y parte del vulgo gallegos. Indiscutiblemente la maravillosa Galicia está omnipresente en sus poemas y en varios de sus libros en prosa, pero a Rosalía no la convierte en autora universal el tratamiento que hace de su «terriña meiga», sino al menos dos de sus temas dominantes: el tema del amor desdichado (Rosalía no puede evitar —para bien o para mal— ser romántica hasta la médula) y su denuncia social, donde manifiesta su entrañable solidaridad con la desgracia de los hombres del mar y del campo. En La hija del mar, su primera novela, palpitan ambos temas, aunque sin duda predomina el primero. No en vano La hija del mar es un arrebatado relato, propio del más puro romanticismo, donde concurren finalmente, como empujadas por una ley matemática, las más impetuosas pasiones y la inexplicable fatalidad.

miércoles, 2 de agosto de 2017

La Montaña del Alma de Gao Xingjian Premio Nobel de Literatura 2000

En el año 2000 el escritor chino Gao Xingjian lograba el Premio Nobel de Literatura, especialmente por su novela La Montaña del Alma. Es éste un relato intimista y a la vez un periplo por las profundidades de China, que sin duda conmueve por la intensa búsqueda de la pureza que lleva a cabo su protagonista, y por las inquietantes preguntas que se plantea, llevadas al papel con enorme simplicidad y delicadeza. Se ha llegado a afirmar de esta novela que es una obra escrita desde el alma y que está destinada a permanecer en la historia de la literatura. Desde luego no sé si tanto. Aunque indudablemente es auténtica, reflejando esa sed del ser humano por beber en las fuentes de lo divino.