jueves, 4 de noviembre de 2010

Stefan Zweig y La impaciencia del corazón

La impaciencia del corazón es una cuidada y profunda historia de uno de los narradores más extraordinarios de la literatura europea. Stefan Zweig es un maestro a la hora de describir el interior de los hombres, gran conocedor del alma humana, y que seduce con un estilo cautivador, fino y elegante mientras derrama los sentimientos de unos personajes literarios tan ricos como hondos, con perfiles tan contradictorios y realistas como nosotros mismos. Quizá la mejor novela de un fascinante e impecable narrador de maravillosas historias.
Anton Hofmiller es el personaje central del relato. Un teniente que forma un precioso cuadro con el acomodado húngaro Kekesfalva, su hija paralítica Edith y el abnegado doctor Condor. Con estos cuatro individuos se basta el autor para desplegar un relato interiorista guiado por un ritmo que no da tregua. Y es que Zweig descarga con su pluma una tormenta de sentimientos y emociones, excita nuestros sentidos y agita nuestro pecho a través de un torrente expresivo, una cascada de palabras adornadas por un brillante vocabulario.
     Sin necesidad de descripciones paisajistas o detalles innecesarios la acción pasa por el caudal de sentimientos que fluye por el cuerpo de Hofmiller. Un hombre cualquiera, atormentado y enfurecido por los remordimientos, infectado por la compasión, un ser envuelto en contradicciones. La falta de nobleza y sinceridad en algunos casos lo conducirán a un final tan fatal como imprevisible. Los sueños y miedos de los cuatro personajes se cruzan desatando relaciones tan imposibles como anheladas.
     Ambientado en los momentos anteriores a la Gran Guerra, cuando finalizamos el relato tomamos consciencia de una historia completa, madura y cerrada. Nos abren los ojos, comprendemos entonces lo determinantes que son los comportamientos humanos, aquellos que marcan para siempre la existencia de un hombre. Porque nuestras acciones son hilos con los que no sabemos tejer nada elevado.
     Para finalizar, con un estilo elegante y delicado, con descripciones precisas de los sentimientos humanos, con una sorprendente capacidad para desnudar la compleja mente de los hombres, con conceptos fundamentales en sus historias como la compasión, el amor, los celos, el perdón, el olvido o la culpa, Stefan Zweig consigue hacer que consideremos el ser humano sagrado.
Conmovedor, humano y fascinante. No me perdonaría no recomendarlo.

FICHA
Título: La impaciencia del corazón
Autor: Stefan Zweig
Editorial: Acantilado
Otros: Barcelona, 2007, 464 páginas
Precio: 28 €
Publica tu comentario y valora el libro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario